Notas de Prensa

El beneficio atribuido de Santander sube un 4% en el primer semestre de 2018, hasta 3.752 millones, tras registrar un cargo de 300 millones por costes de integración

miércoles 25 de julio de 2018

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido en el primer semestre de 2018 de 3.752 millones de euros, un 4% más que en el mismo periodo del año anterior, tras registrar un cargo neto de 300 millones relacionado fundamentalmente con la integración de Banco Popular.

  • El foco en la vinculación de clientes favoreció un aumento del 10% en el margen de intereses y del 13% en los ingresos por comisiones en euros constantes. La calidad crediticia continuó mejorando durante el trimestre y la ratio de mora del Grupo se situó en el 3,92%, 145 puntos básicos menos que en junio de 2017.
  • El banco ha vinculado otros tres millones de clientes en un año, con aumentos del 2% en crédito y del 6% en recursos en euros constantes (excluido el impacto de los tipos de cambio).
  • El número de clientes que utiliza servicios digitales se incrementó un 23%, hasta 28,3 millones en 12 meses. El 47% de los clientes activos utiliza habitualmente servicios digitales.
  • El Grupo sigue siendo uno de los bancos más rentables y eficientes entre sus competidores, con un RoTE ordinario del 12,2% y una ratio de eficiencia del 47,5%.
  • El segundo trimestre de 2018 se vio afectado por el cargo de 300 millones de euros relacionado fundamentalmente con la integración de Banco Popular. Como resultado, el beneficio atribuido entre abril y junio cayó un 3% respecto al mismo trimestre del año pasado, hasta 1.698 millones de euros. En euros constantes, el beneficio ordinario (excluidos los cargos no recurrentes) aumentó un 28%. 
  • La ratio CET1 de capital de Santander alcanzó el 10,80% a 30 de junio de 2018. El Grupo prevé cumplir con su objetivo de capital y aumentar el beneficio por acción a doble dígito en 2018.

 

Ana Botín, presidenta de Banco Santander, afirmó:

“Santander ha logrado en el segundo trimestre un fuerte incremento en los ingresos ordinarios y mejoras en la calidad crediticia, a pesar de los movimientos significativos en las divisas en algunos mercados. 

Los resultados demuestran que la transformación comercial y digital del Grupo se está acelerando y está favoreciendo la vinculación de clientes y la calidad del beneficio. En el último año, otros tres millones de clientes han confiado en nosotros y hemos liderado el sector en el desarrollo y la aplicación de nuevas tecnologías, como demuestra el lanzamiento del primer servicio de transferencias internacionales para clientes particulares basado en blockchain. 

La diversificación geográfica, con una presencia equilibrada en Europa y América, sigue siendo una de las principales fortalezas de Santander y nos permite ser el banco con los resultados más predecibles entre nuestros comparables, además de aumentar el beneficio. En el trimestre, Brasil, España, México y Estados Unidos han crecido con fuerza, lo que ha permitido contrarrestar el entorno más complejo que atraviesan otros mercados. 

Confiamos en alcanzar nuestros objetivos en 2018, además de cumplir con el plan a tres años”. 

 

Banco Santander obtuvo un beneficio atribuido en el primer semestre de 2018 de 3.752 millones de euros, un 4% más que en el mismo periodo del año anterior, tras registrar un cargo neto de 300 millones relacionado fundamentalmente con la integración de Banco Popular. En el momento de la adquisición de Popular, el 7 de junio de 2017, Santander ya adelantó que preveía registrar 300 millones de euros anuales en cargos vinculados a la integración hasta 2019.

En términos ordinarios (excluidos los cargos no recurrentes), el beneficio aumentó un 25% en euros constantes, hasta 4.052 millones de euros, impulsado por un incremento en los ingresos de clientes (+10% en euros constantes). El número de clientes vinculados, aquellos que consideran a Santander su banco principal, se incrementó un 17%, hasta 19 millones. El crédito y los recursos de clientes aumentaron un 2% y un 6% respectivamente en euros constantes.

En el segundo trimestre estanco, el beneficio atribuido de Santander registró una caída del 3% respecto al mismo periodo del año anterior por los cargos relacionados con la integración. Excluidos estos impactos no recurrentes y el tipo de cambio, el beneficio ordinario en el segundo trimestre aumentó un 28% comparado con el mismo periodo del año pasado, hasta 1.998 millones de euros.

En el primer semestre de 2018, las inversiones en tecnología volvieron a favorecer el uso de servicios digitales, con un aumento del 23% en el número de clientes que los utilizan, hasta 28,3 millones. El 47% de los clientes activos utiliza actualmente servicios digitales al menos una vez al mes.

En abril de 2018, el banco lanzó Santander One Pay FX en Brasil, España, Polonia y Reino Unido. Se trata del primer servicio de transferencias internacionales con tecnología basada en blockchain que se implanta en varios mercados simultáneamente. Permite a los clientes particulares que sus transferencias lleguen a destino instantáneamente en muchos casos o al día siguiente.

Las inversiones en transformación comercial y digitalización motivaron un aumento de los costes de explotación del 3% (+12% en euros constantes). No obstante, la ratio de eficiencia continuó entre las mejores del sector, en el 47,5% (frente a una media entre los comparables de más del 65%).

La ratio de capital CET1 se situó en el 10,80% a junio de 2018. Santander generó 18 puntos básicos de capital orgánicamente en el segundo trimestre, cifra que se vio contrarrestada con la eliminación del exceso de capital de los intereses minoritarios de Santander Consumer USA anunciada en el primer trimestre (-18 puntos básicos) y una caída de 12 puntos básicos por la evolución del valor de mercado de la cartera disponible para la venta durante el trimestre. En el segundo semestre, Santander prevé computar el impacto positivo en capital de la venta de WiZink (nueve puntos básicos) y alcanzar su objetivo de capital para el año del 11%.

La calidad crediticia del Grupo mejoró en el semestre, con una caída en la ratio de mora de 145 puntos básicos, hasta el 3,92%, desde la integración de Popular en junio de 2017. El coste del crédito cayó 18 puntos básicos, hasta el 0,99%, el nivel más bajo en muchos años

La diversificación geográfica, con una presencia equilibrada entre mercados maduros y emergentes, sigue siendo una de las principales fortalezas de Banco Santander. El beneficio ordinario atribuido aumentó en ocho de los diez mercados principales en euros constantes en el primer semestre: América contribuyó el 51% al resultado del Grupo y Europa, el 49%. Brasil fue el país que más aportó a los resultados, con el 26%, seguido de España, con el 15%, y Reino Unido, con el 14% del total del beneficio. La cartera crediticia también está bien diversificada en términos de segmento de negocio y geografía.

En los últimos 12 meses, la rentabilidad ordinaria sobre el capital tangible (RoTE ordinario), una ratio clave de rentabilidad, ha aumentado 42 puntos básicos, hasta 12,2%. El RoTE fue del 11,8%, entre los mejores del sector.

El valor neto contable de los activos por acción, de 4,10 euros, fue cuatro céntimos más que en el primer semestre del 2017, aumentando un 6% interanual excluido el impacto de los tipos de cambio.

El beneficio por acción (BPA) fue de 0,216 euros, 16 céntimos menos, debido al impacto de los costes de la integración de Banco Popular. El BPA ordinario aumentó hasta 0,235 euros. El Grupo mantiene su objetivo de lograr un crecimiento del BPA de dos dígitos en 2018.

En la junta general de accionistas del 23 de marzo de 2018, el banco anunció su intención de aumentar el dividendo con cargo a 2018 un 4,5%, hasta 23 céntimos por acción, sujeto  a la aprobación por el consejo de administración y la junta general de accionistas.

En Brasil, el beneficio atribuido aumentó un 6%, hasta 1.324 millones de euros (+28% en euros constantes) por el fuerte crecimiento en los volúmenes de negocio, con una subida a doble dígito del crédito y los recursos, más rápido que el promedio del mercado. La mejora en la experiencia y la satisfacción del cliente continuó siendo la principal prioridad estratégica del banco, con el lanzamiento de nuevos productos y servicios de valor añadido. Como resultado, el número de clientes vinculados creció un 24% y el de clientes digitales, un 30%, lo que impulsó el margen de intereses y los ingresos por comisiones en un 17%. El crecimiento de la actividad se reflejó en una mayor rentabilidad, con un RoTE del 20%, frente al 16,4% de junio de 2017.

En España, el beneficio atribuido cayó un 20%, hasta 500 millones de euros, con motivo de un cargo neto de 280 millones de euros de costes de reestructuración por la integración del Popular. Sin tener en cuenta el cargo neto, el beneficio ordinario habría aumentado un 24,9%, hasta 780 millones de euros. El crédito repuntó un 1% con respecto al trimestre anterior, con fuerte crecimiento en crédito al consumo, pymes y banca privada. Excluido el impacto de la operación de Blackstone, se redujo un 3% en doce meses. Los costes aumentaron tras la incorporación de Popular; sin embargo, se compensaron con las tendencias positivas en los ingresos comerciales, con la facturación de tarjetas de crédito y los seguros creciendo a doble dígito.

En Reino Unido, el beneficio atribuido cayó un 16%, hasta 692 millones de euros (-14% en euros constantes), afectado por un entorno muy competitivo que presionó los ingresos, y los costes aumentaron por mayores inversiones en proyectos estratégicos de transformación digital y en proyectos regulatorios. Las dotaciones para insolvencias aumentaron con motivo de la exposición a algunas compañías que pasaron a mora en el segundo semestre de 2017. Sin embargo, la calidad crediticia se mantuvo bien, con una caída de la mora de 11 puntos básicos, hasta el 1,12%. En comparación con el primer trimestre, las tendencias fueron favorables, con un beneficio atribuido que aumentó un 16% (+15,5% en euros constantes) en el segundo trimestre gracias a unos mayores ingresos por comisiones y las menores dotaciones.

Santander Consumer Finance aumentó su beneficio atribuido un 5,5% en el primer semestre, hasta los 669 millones de euros (+7% en euros constantes), con incremento de nueva producción de crédito en la mayoría de las geografías. Los países nórdicos fueron los principales contribuyentes a los resultados de la unidad, con 161 millones de euros. El crecimiento del beneficio fue notable en Francia (+27%), España (+9%) y Polonia (+5% en euros constantes).

En México, el beneficio atribuido aumentó un 2,5%, hasta 359 millones de euros (+13% en euros constantes), tras aumentar 400.000 clientes vinculados desde el primer semestre de 2017. La transformación comercial y digital del banco ayudó a impulsar un 10% los créditos y un 9% los recursos de clientes, lo que dio como resultado un fuerte crecimiento en los ingresos (+7% en euros constantes). La calidad crediticia se mantuvo fuerte, con una tasa de mora estable en el 2,58%, y el coste del crédito disminuyó en 23 puntos básicos, hasta el 2,78%.

En Estados Unidos, el beneficio atribuido aumentó un 37,5%, hasta 335 millones de euros (+54% en euros constantes). Tanto Santander Bank (SB), el negocio de banca minorista, como Santander Consumer USA (SCUSA), lograron una mayor rentabilidad gracias a que SB mejoró su eficiencia y nuevamente su margen sobre activos, mientras que SCUSA redujo los costes y dotaciones para insolvencias. En junio, Santander Holdings USA aprobó las pruebas de resistencia de la Fed y el regulador no puso objeciones a un aumento en el pago de dividendos.

En Chile, el beneficio atribuido aumentó un 4%, hasta 308 millones de euros (+8% en euros constantes). El foco en la satisfacción del cliente e iniciativas digitales y de vinculación apoyaron un buen crecimiento del crédito (+8%) y de los recursos de clientes (+4%). La calidad del crédito siguió mejorando, con una caída de la ratio de mora de 14 puntos básicos desde junio de 2017, hasta el 4,86%, mientras que el coste del crédito se redujo en 19 puntos básicos, hasta el 1,18%.

En Portugal, el beneficio atribuido creció un 6%, hasta los 250 millones de euros, con un crecimiento de los ingresos que superó al de los costes. El banco sigue centrado en la integración del Popular, que avanza como estaba previsto.

En Polonia, el beneficio atribuido aumentó un 9%, hasta 156 millones de euros (+8% en euros constantes) después de que los ingresos de clientes aumentaran (+7%  en euros constantes), y todos los productos y segmentos clave crecieran. Los recursos de clientes subieron el 11%.

En Argentina, la debilidad del peso dio lugar a una caída en el beneficio atribuido del 29%, hasta 137 millones de euros. Excluido el efecto de la moneda, el beneficio atribuido aumentó un 8%, dado que el negocio ordinario se mantuvo sólido, con volúmenes en aumento que impulsaron un buen crecimiento de los ingresos.

Banco Santander es el mayor banco de la zona euro, con una capitalización bursátil de 74.097 millones de euros a 30 de junio de 2018. Cuenta con una presencia sólida en diez mercados principales de Europa y América, más de cuatro millones de accionistas y 200.000 empleados, que prestan servicio a 140 millones clientes.

 

Información importante 

Además de la información financiera preparada bajo las Normas Internacionales de Información Financiera (“NIIF”), esta nota de prensa incluye ciertas medidas alternativas de rendimiento (“MAR”) definidas en las Directrices sobre Medidas Alternativas de Rendimiento publicadas por la Autoridad Europea de Valores y Mercados (“ESMA”) el 5 de octubre de 2015 (ESMA / 2015 / 1415es), así como medidas no IFRS (“Medidas no IFRS”). Las MAR y las Medidas no IFRS son medidas de rendimiento que se han calculado utilizando la información financiera del Grupo Santander, pero que no están definidas ni detalladas en el marco de información financiera aplicable y que, por lo tanto, no han sido auditadas, ni son susceptibles de ser auditadas de manera completa. Estas MAR y Medidas no IFRS se han utilizado para permitir una mejor comprensión del rendimiento financiero del Grupo Santander, pero deben considerarse sólo como información adicional, y en ningún caso sustituyen a la información financiera preparada según las NIIF. Además, la forma en que el Grupo Santander define y calcula estas MAR y las Medidas no IFRS puede diferir de la forma en que son calculadas por otras compañías que usan medidas similares y, por lo tanto, pueden no ser comparables. Para obtener mayor información sobre las MAR y las Medidas no IFRS utilizadas, incluida su definición o una conciliación entre los indicadores de gestión aplicables y la información financiera presentada en los estados financieros consolidados preparados según las NIIF, se debe consultar el Informe Financiero 2Q 2018, publicado como Hecho Relevante el 25 de julio de 2018, la Sección 26 del Documento de Registro de Acciones para Banco Santander registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (la “CNMV”) el 28 de junio de 2018 (el “Documento de Registro”) y el elemento 3A del Informe Anual en formato 20-F registrado en la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (la “SEC”) el 28 de marzo de 2018 (el “Formulario 20-F”). Estos documentos están disponibles en el sitio web de Santander (www.bancosantander.com).

Los negocios incluidos en cada uno de nuestros segmentos geográficos y los principios de contabilidad bajo los cuales se presentan sus resultados aquí pueden diferir de los negocios incluidos y los principios contables locales aplicables en nuestras filiales en dichas geografías. En consecuencia, los resultados de las operaciones y tendencias mostradas para nuestros segmentos geográficos pueden diferir materialmente de los de dichas filiales.

Santander advierte que esta nota de prensa contiene afirmaciones que constituyen “manifestaciones sobre previsiones y estimaciones” en el sentido de la Ley Estadounidense sobre Reforma de la Litigiosidad sobre Valores de 1995. Dichas manifestaciones sobre previsiones y estimaciones pueden identificarse mediante términos tales como “espera”, “proyecta”, “anticipa”, “debería”, “pretende”, “probabilidad”, “riesgo”, “VAR”, “RORAC”, “RoRWA”, “TNAV”, “objetivo”, “estimación”, “futuro” y expresiones similares. Dichas previsiones y estimaciones aparecen en varios lugares de la nota de prensa e incluyen, entre otras cosas, comentarios sobre el desarrollo futuro de los negocios, su desempeño económico y la política de remuneración al accionista. Estas previsiones y estimaciones representan nuestro juicio actual y expectativas sobre la evolución futura de los negocios, pero puede que determinados riesgos, incertidumbres y otros factores relevantes ocasionen que los resultados y la evolución reales sean materialmente diferentes de lo esperado. Estos factores incluyen, pero no se limitan a: (1) la situación del mercado, factores macroeconómicos, directrices regulatorias y gubernamentales; (2) movimientos en los mercados bursátiles nacionales e internacionales, tipos de cambio y tipos de interés; (3) presiones competitivas; (4) desarrollos tecnológicos; y (5) cambios en la posición financiera o la solvencia crediticia de nuestros clientes, deudores o contrapartes. Existen numerosos factores, incluyendo entre ellos los factores que hemos indicado en nuestro Informe Anual, en el Formulario 20-F – en el apartado “Información Clave-Factores de Riesgo”– y en el Documento de Registro de Acciones –en el apartado “Factores de Riesgo”–, que podrían afectar adversamente a los resultados futuros de Santander y podrían provocar que dichos resultados se desvíen sustancialmente de los previstos en las manifestaciones sobre previsiones y estimaciones. Otros factores desconocidos o imprevisibles pueden hacer que los resultados difieran materialmente de aquéllos descritos en las previsiones y estimaciones.

Las manifestaciones sobre previsiones y estimaciones se refieren a la fecha de esta nota de prensa y están basadas en el conocimiento, información disponible y opiniones del momento en que se formularon. Dichos conocimientos, información y opiniones pueden cambiar en cualquier momento posterior. Santander no se obliga a actualizar o a revisar las manifestaciones sobre previsiones y estimaciones a la luz de nueva información, eventos futuros o por cualquier otra causa.

La información contenida en esta nota de prensa está sujeta y debe leerse junto con toda la información pública disponible, incluyendo, cuando sea relevante, documentos que emita Santander que contengan información más completa. Cualquier persona que en cualquier momento adquiera valores debe hacerlo exclusivamente sobre la base de su propio juicio acerca de los méritos y la idoneidad de los valores para la consecución de sus objetivos y sobre la base únicamente de información pública, y después de haber recibido el asesoramiento profesional o de otra índole que considere necesario o adecuado a sus circunstancias, y no únicamente sobre la base de la información contenida en esta nota de prensa. No se debe realizar ningún tipo de actividad inversora únicamente sobre la base de la información contenida en esta nota de prensa. Al poner a su disposición este documento, Santander no está prestando ningún asesoramiento ni realizando ninguna recomendación de compra, venta o cualquier otro tipo de negociación sobre las acciones de Santander ni sobre cualquier otro valor o instrumento financiero.

Ni esta nota de prensa ni la información aquí contenida constituye una oferta para vender o la petición de una oferta de compra de valores. No se llevará a cabo ninguna oferta de valores en EE.UU. salvo en virtud del registro de tal oferta bajo la U.S. Securities Act of 1933 o de la correspondiente exención. Nada de lo contenido en esta nota de prensa puede interpretarse como una invitación a realizar actividades inversoras bajo los propósitos de la prohibición de promociones financieras contenida en la U.K. Financial Services and Markets Act 2000.

Las manifestaciones sobre rendimiento histórico y tasas de crecimiento no pretenden dar a entender que el comportamiento, el precio de la acción o el beneficio (incluyendo el beneficio por acción) para cualquier período futuro serán necesariamente iguales o superiores a los de cualquier período anterior. Nada en esta nota de prensa debe ser tomado como una previsión de resultados o beneficios.

 

 

Descarga aquí la Nota de Prensa.

Contacto:
Relaciones con Medios de Comunicación
Teléfonos: 91 520 76 27 | 91 657 66 60
prensabancopopular@bancopopular.es