Candidiasis vaginal: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Varias patologías afectan la salud de la mujer y provocan situaciones desagradables, que requieren cuidados especiales para evitar complicaciones. Un ejemplo de ello es la candidiasis vaginal , que es un problema muy común y provoca síntomas característicos, capaces de comprometer el bienestar.

Es una infección por hongos, es decir, causada por hongos que se desarrollan en el sistema genital femenino – esta infección es causada por el hongo Candida Albicans y puede desarrollarse sin control por varios factores, lo que lleva a la aparición de la enfermedad.

Pero al fin y al cabo, ¿sabes qué es la candidiasis vaginal? Entender más sobre esta enfermedad es fundamental para notar los signos iniciales y buscar ayuda, evitando trastornos. Con eso en mente, ¡mira en esta publicación lo que significa, las causas, los tratamientos y otra información relevante sobre el tema!

¿Qué es la candidiasis vaginal?

La candidiasis es una infección que afecta a la vulva y la vagina, a través de diferentes tipos de virus Candida, que se “alimentan” de la mucosa de la vagina y el ano. Hay personas que son asintomáticas y, por tanto, conviven con un microorganismo sin saber su presencia, mientras que otras tienen todos los síntomas.

Aunque muchas personas piensan que se transmite exclusivamente a través de las relaciones sexuales, es importante tener en cuenta que hay muchos otros factores que contribuyen, como el embarazo y la baja inmunidad, pero lo explicaremos más adelante.

La candidiasis es una de las manifestaciones más frecuentes en la atención ginecológica:

en Inglaterra, por ejemplo, se estima una incidencia del 28 al 37% de mujeres. En los Estados Unidos, hay alrededor de 13 millones de casos por año, según una investigación . D

¿Cuáles son las causas de la candidiasis vaginal?

La causa de la candidiasis vaginal, en la mayoría de las situaciones, es el aumento considerable de la presencia del hongo Candida albicans . Además, la infección puede ser causada por otras especies de hongos como Candida glabrata , Candida krusei y Candida tropicalis .

Vale la pena recordar que estos microorganismos son oportunistas y están presentes en el tracto gastrointestinal (en la microbiota, organismos que viven en el intestino) y en ocasiones incluso en la piel de personas sanas.

Las manifestaciones surgen en momentos en que el sistema inmunitario del individuo está debilitado, o cuando existe un desequilibrio de la microbiota. Además, cuando la persona está expuesta a diversos riesgos, hay más posibilidades de que el hongo se aproveche y aparezca, como veremos más adelante.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la candidiasis?

Aunque la causa de la candidiasis vaginal es el importante aumento de hongos, también existen otros factores de riesgo:

  • Enfermedades endocrinas como diabetes y otras;
  • Consumo de antibióticos, corticoides y citostáticos;
  • Baja inmunidad;
  • embarazo ;
  • alergias;
  • VPH;
  • quimioterapia ;
  • inmunosupresión;
  • procedimientos quirúrgicos
  • Uso recurrente de antibióticos;
  • Anticonceptivos con altas dosis hormonales;
  • Relaciones sexuales sin usar condón;
  • Terapia de reemplazamiento de hormonas;
  • Uso de ropa interior de tejido sintético;
  • Toallas y ropa ajustada, ambas amortiguan el área.

¿Cuáles son los síntomas de la candidiasis vaginal?

Los síntomas y signos de la candidiasis vaginal son fáciles de notar y se manifiestan de forma aparente, es decir, la mujer puede notarlo en los momentos iniciales. Por lo tanto, es esencial prestar atención y buscar ayuda médica tan pronto como note alguna irregularidad.

Los síntomas más comunes de la candidiasis vaginal son:

  • Prurito vaginal;
  • Ardor en la región de la vagina y la vulva;
  • Dolor al orinar;
  • Dolor durante el coito;
  • Flujo vaginal blanco;
  • Hinchazón y enrojecimiento.

La aparición del signo puede ocurrir de forma leve e intensificarse con el tiempo, además de tener síntomas aislados o más de uno a la vez. Por ello, es fundamental prestar atención para identificar lo que ocurre para consultar, tener un diagnóstico certero y soluciones más rápidas.

¿Cómo prevenir la candidiasis vaginal?

La candidiasis es una enfermedad que se puede evitar adoptando algunos hábitos de rutina, que contribuyen a fortalecer la salud íntima de la mujer. De esta manera, puede reducir las posibilidades de desarrollar infecciones y evitar los síntomas graves de la enfermedad.

¡Mira qué hábitos contribuyen a prevenir la candidiasis vaginal!

Mantener una higiene íntima adecuada

La higiene íntima es fundamental y debe ser un hábito diario de toda mujer, ya que ayuda a evitar diversos trastornos. Por ello, invierte en productos específicos para la higiene íntima y utilízalos a diario para evitar el desarrollo de microorganismos.

Cuidar la ropa interior

Las partes íntimas también merecen atención, por lo que es interesante tomar ciertas precauciones para evitar infecciones y otros problemas. De esta forma, prefiere usar ropa interior de algodón, que facilita la ventilación, y mantenla siempre limpia y no la uses si todavía está húmeda.

Evita la ropa ajustada

Como ya se mencionó, la ropa ajustada puede ser un verdadero enemigo de la salud íntima de la mujer. Eso es porque asfixia la región y, en consecuencia, altera la temperatura y el pH natural de la vagina, lo cual es muy necesario para combatir la presencia de microorganismos maliciosos.

Aunque los shorts y los jeans ajustados son una de las piezas más comunes en el guardarropa, vale la pena pensar en diversificar y ceñirse a las faldas y otras prendas más anchas y cómodas.

Limpiar después del contacto sexual

Después del contacto sexual, es importante realizar una completa higiene de la región, con productos adecuados. Sin embargo, se recomienda que esto se haga solo por fuera, para evitar otras complicaciones y riesgos para tu salud íntima.

Mantenga una dieta saludable

La alimentación saludable es fundamental para varios aspectos de la salud y aporta importantes beneficios, previniendo diversas enfermedades. Es la mejor manera de fortalecer el sistema inmunológico y prevenir infecciones, así que consulta a tu médico y crea una dieta balanceada que promueva tu salud.

No use antibióticos sin consejo médico

Se ha vuelto común que las personas usen antibióticos indiscriminadamente. ¡Tienes que tener mucho cuidado con esto, ya que consumir el medicamento por tu cuenta es bastante peligroso!

Los antibióticos, cuando se toman incorrectamente, son responsables de la aparición de superbacterias, es decir, aquellas que adquieren resistencia a los medicamentos y permanecen en el cuerpo.

Es muy importante que, cuando lo necesites, consultes a tu médico de confianza y respetes todas las indicaciones dadas por él respecto al uso de antibióticos.

Diagnóstico

Para recibir el diagnóstico, debe visitar al ginecólogo. Analizará todos los síntomas, además de remitir a pruebas que indiquen la presencia de candidiasis. Es algo bastante sencillo y, probablemente, ya te indicará algún fármaco para aliviar cualquier mal presentimiento.

¿Cuáles son los tratamientos para la candidiasis vaginal?

El tratamiento de la candidiasis varía según la condición clínica del paciente, es decir, la intensidad de los síntomas y la historia de salud. Al evaluar todos estos factores, el especialista determina la mejor manera de tratar el problema y eliminar los síntomas.

En este sentido, el primer paso es realizar el diagnóstico y determinar qué tipo de candidiasis presenta el paciente. En la mayoría de las situaciones, el tratamiento se realiza mediante la administración de medicamentos por vía oral o mediante el uso de cremas vaginales .

El tratamiento es sencillo y dependiendo de la gravedad del padecimiento, elimina los síntomas rápidamente, recuperando la calidad de vida de la mujer. Sin embargo, es importante evitar la automedicación y contar con el seguimiento de un ginecólogo para asegurar procesos confiables con buenos resultados.

Como puedes ver en este artículo, la candidiasis vaginal es una infección que provoca síntomas graves y requiere tratamientos adecuados para evitar complicaciones. Por eso, invierta en hábitos preventivos, consulta a tu ginecólogo y adquiere medicamentos de calidad para promover tu salud.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *